Cuales son las exigencias más comunes para viajar con una mascota

0
45

Viajar con tu mascota puede ser una gran experiencia y no tiene por qué ser una complicación o lastre. Eso sí, se deben tener en cuenta algunas cuestiones importantes.

Debes saber que viajar con tu mascota no limitará los destinos posibles. Hoy en día hay muchísimos hoteles, casas rurales y camping donde la tenencia de mascotas no es un impedimento.

Y el transporte sea en coche, avión, tren o barco, no debe suponer un problema, solo debes informarte de que compañía utilizar. También existen compañías dedicadas al transporte de mascotas hasta el destino elegido.

Elige el Destino

Una vez elegido el destino, debes consultar con tu veterinario sobre las condiciones especiales que puede tener el lugar elegido. Podrías necesitar vacunar a tu animal o llevar a cabo algún documento adicional de salud.

Esta es una cuestión importante, ya no solo para que se le permita al animal entrar en el país extranjero, sino también por su propia seguridad.

Siempre debes llevar contigo el pasaporte del animal con su correcta identificación (microchip), vacunas y desparasitación al día. Es muy importante que los datos están actualizados (teléfono, nombres del propietario, etc.).

La transportación 

Una vez elegido el transporte, debes informarte de los requisitos necesarios que la compañía demanda. Tales como medidas de la jaula, equipaje, documentación y hora de embarque.

En la mayoría de casos el animal deberá ir en un trasportín o jaula. No debemos sentirnos mal por ello, muchos animales se sienten más seguros en sus jaulas cuando se encuentran en lugares extraños.

Las dimensiones vendrán dadas por el tamaño del animal y la compañía con la que viajemos, pero en general deben cumplir estos requisitos:

Ser lo suficientemente altas para que la mascota pueda estar de pié (sin tocar con el techo), pueda girar y tumbarse. Ser fuertes y libres de salientes interiores y con asas. Tener el suelo impermeable y con material absorbente. Con ventilación en lados opuestos y sin bordes o prominencias que no permiten la libre circulación del aire.

Estar claramente rotulada con el nombre del propietario, dirección y teléfono y con los datos del destino y con la leyenda de ANIMAL VIVO y con flechas que indiquen cual es la parte de arriba.

Siga estos consejos para el día del viaje:

Hacer ejercicio con tu perro antes de entrar en la jaula, asegura un desgaste energético que deberá reponer durante el viaje, manteniéndolo más tranquilo.

Asegúrate de que no haya nada en la jaula que pueda dañar al animal. Los juguetes, collares y correas deben estar guardados en otros compartimentos. Pues el animal podría llegar a estrangularse o herirse con ellos.

Es mejor que el animal entre en el trasportín en casa y que desde allí sea ya transportado al lugar de destino.

Puede hacerlo media hora antes del viaje y ir a los 15 minutos para dejarlo salir, pasear, estirarse e invitarle de nuevo a entrar. Siempre que se pueda, se debe evitar forzar al animal para entrar.

Es importante que el perro viaje con el estomago vacío, para evitar mareos u otras complicaciones. Con 6 horas de ayuno previas al transporte será suficiente.

También debe asegurarse de que haya hecho sus necesidades y viaje con la vejiga vacía.

La medicación, como tranquilizantes y sedantes no están indicados en todos los viajes, ni en todas las mascotas. Viajes largos en avión, animales mayores o problemas cardiovasculares no son aptos para este tipo de tratamientos.

Que documentación del animal debe de llevar?

El teléfono de contacto de su veterinario. Una lista de clínicas veterinarias de urgencia o 24 horas del lugar de destino.

Documentación sanitaria y administrativa (incluido documento de identificación y licencia para la tenencia de animal potencialmente peligroso en su caso). Es recomendable llevar también una foto en color del animal.

Historial médico si tuviera cualquier problema que necesite ser conocido por el veterinario de su lugar de destino en caso de precisar asistencia clínica.

Artículos para mascota: botiquín y medicamentos que pueda estar utilizando, collar, bozal, correa, cama, juguetes y pienso. Es recomendable llevar la comida habitual del animal ya que un cambio brusco de dieta puede provocarle alteraciones gastrointestinales que no puedan disfrutar de las merecidas vacaciones.

Cuando llegue a destino

Es normal que el perro se sienta excitado y nervioso en un lugar nuevo lugar.

No baje la guardia durante los paseos, pues son lugares que seguramente usted también desconoce y donde pueden haber alimentos nuevos a la altura de su nariz, que puede ingerir y no ser apropiado.

Tras el paseo, muéstrele la habitación o vivienda donde van a alojarse, coloque su comedero, bebedero y cama enseñándole al animal cual va a ser su zona de comer y descanso.

Permanezcan unas horas aclimatándose al lugar antes de salir a explorar nuevos parajes. Asegúrese de que el animal no tiene acceso a ninguna salida, ni a ningún objeto perjudicial si va a salir sin él.

 

Fuente: Vet pjp