Conozca el destino más codiciado del planeta para la observación de aves

0
94

San Blas, en la costa oeste del Pacífico mexicano y región perteneciente al estado de Nayarit, se considera uno de los mejores lugares de observación de aves del mundo durante los meses de octubre a marzo.

En apenas un radio de cincuenta kilómetros se suceden las selvas tropicales, islas, manglares y marismas, esteros y lagunas, montañas de pino y roble… San Blas cuenta con hasta siete tipos de ecosistemas. Los numerosos estuarios naturales y los manglares costeros son hogar de hasta 250 especies endémicas, aunque cerca del 80% de la población de aves durante los meses de invierno son aves migratorias de toda Norteamérica.

Los mejores destinos de San Blas para pajarear, como dicen en el argot local, son:

LAGUNA DE ZOQUIPAN

Refugio invernal para miles de aves migratorias playeras y acuáticas, además de hábitat de fauna y flora catalogada en estatus de protección como el pato Cairina moschata, el cocodrilo de río, jaguares, ocelotes, halcón peregrino o la nutria, la laguna se encuentra a unos dos kilómetros antes del pueblo de Singayta, por la carretera 74.

SINGAYTA

Uno de los mejores lugares de la zona para la observación de aves, Singayta se ubica a siete kilómetros de San Blas y forma parte de la llanura costera del Pacífico, con ecosistemas de selva tropical y manglares, que sirven de hábitat para una diversidad de fauna silvestre como el cocodrilo de río y el jaguar. Se puede visitar muy temprano por la mañana para acercarse por la tarde a otros sitios como las granjas camaroneras rumbo al poblado de Chacalilla o la Playa del Rey donde se encuentra el faro y el Mirador del Águila.

LA BAJADA

En esta comunidad de montaña la vegetación es maravillosa (se dedican grandes extensiones a la plantación de café) y es posible observar una gran variedad de aves de vivos colores.

TECUITATA Y CASCADAS DEL CORA

Este es un nuevo destino que se ha convertido en el favorito para los observadores de aves. Al igual que en La Bajada, es una comunidad en la montaña que se dedica a la plantación de café bajo sombra pero la ventaja es que hay más actividad de aves: se trata de un paisaje más abierto que ofrece vistas espectaculares desde la cima de la montaña de la Bahía de Matanchén y de la costa de San Blas. A nueve kilómetros se encuentra el poblado de Cora y sus fabulosas cascadas.

RANCHO ECOLÓGICO LA NORIA

Se encuentra dentro de la reserva estatal de la Biosfera Sierra de San Juan, en un pequeño valle de 18 hectáreas y rodeado de verdes colinas. Un sitio ideal para el descanso y la práctica del ecoturismo, ya que el rancho cuenta con cabañas, servicios de comida, senderos para recorrer a pie, en bicicleta o a caballo así como actividades de escalada y tirolina.

BOBO DE PATAS AZULES, ICONO DE LA RIVIERA NAYARIT

Además de San Blas, la Riviera Nayarit posee otros enclaves destacados para la observación de aves como las Islas Marietas, Isla Isabel, Isla del Coral, las lagunas La Vejiga, El Quelele y La Cortada…

Estos lugares albergan especies de aves únicas como las urracas, garzas, gaviotas, pelícanos, fragatas, golondrinas y, por supuesto una de las más populares: los piqueros de patas marrones y azules, conocidos comúnmente como bobos de patas azulesy cafés.

Este curioso pájaro, además de un verdadero icono de la Riviera Nayarit, es una de las principales atracciones para los observadores de aves que visitan el Parque Nacional Islas Marietas y el Parque Nacional Isla Isabel.

Su nombre científico es Sula nebouxii, pero los españoles lo bautizaron como el pájaro bobo de patas azules, debido a sus vistosas patas y a que pareciera moverse con cierta torpeza.