Un vuelo de 20 horas, un viaje casi imposible que pudiera ser posible

0
382

A lo largo de nuestras vidas, veremos vuelos de avión más rápidos y eficientes.

De hecho, la Agencia Espacial del Reino Unido espera tener un “avión espacial” en los cielos para la década de 2030, donde esperan que los vuelos de Nueva York a Londres no tomen más de una hora, y solo cuatro horas de Londres a Sydney.

Vivimos en una era en la que la tecnología avanza rápidamente y esto obviamente es un buen augurio para los viajeros de todo el mundo.

Mientras tanto, la compañía aérea australiana Qantas espera establecer un récord especial en la era de la super tecnología.

Según Leslie Josephs de CNBC.com, Qantas estaba intentando producir “el vuelo sin escalas más largo del mundo”, desde Nueva York a Sydney.

¿Que espera Qantas de esto ? Que el vuelo de 10,000 millas tomaría 20 horas.

Según Josephs, los investigadores de la Universidad de Sydney estaban trabajando con Qantas para intentar trabajar en el vuelo histórico.

La esperanza es que tengan este viaje de 20 horas en los cielos dentro de los próximos tres años.

Si tiene éxito, Qantas podrá realizar vuelos sin escalas no solo desde Nueva York a Sídney, sino también desde Londres a Sídney. Y si desea actualizaciones para el vuelo, puede seguirlo en FlightRadar24.com.

Solo el tiempo dirá si Qantas puede lograrlo, pero en todo caso, la tecnología y el tiempo les permitirán llegar allí eventualmente.

Si el vuelo tuviera éxito?

Y si Qantas pudiera hacer que esto sucediera, sin duda podría contribuir en gran medida a impulsar aún más las cifras de turismo de Australia.

Un estudio reciente de Globehunters.ca mostró que los turistas gastan la mayor cantidad de dinero en Australia, con un gasto promedio de $4,734 dólares por visitante.

El país tiene un promedio de 8,815.000 millones de visitantes internacionales al año, según el informe de Globehunters.ca. No solo eso, sino que los visitantes gastan $41,732,000,000 de dólares al año.

Si Qantas puede ofrecer vuelos regulares sin escalas, podría ser un verdadero cambio de juego para la industria del turismo de Australia.

 

Fuente: The Travel

Artículo anteriorQué hacer en Londres, una de las ciudades más turísticas del mundo
Artículo siguienteTulum, un paraíso Mexicano que ya es un floreciente destino turístico