Las 10 mejores cosas que ver y hacer en Israel

Por Ginette Spritzer

Aunque es un territorio pequeño, Israel tiene un montón de atracciones – vistas espectaculares, sitios históricos, ciudades vibrantes y algunos de los lugares más sagrados de la tierra.

Es muy difícil armar una lista de los lugares que debe visitar, ya que se reduce a su gusto personal: si está en una peregrinación, conocerá lo mejor de Jerusalén y Galilea; si el buceo es lo suyo, encontrará un paraíso en Eilat; y si usted es amante de las fiestas y la diversión, probablemente querrá extender su estadía en Tel Aviv.

Las siguientes rutas, combinan algunas de las maravillas de Israel, y pueden mezclarlas y combinarlas para satisfacer sus necesidades, o quedarse un poco más en un solo lugar, y visitar otro sitio, si éste no le atrae.

Flotar en el Mar Muerto

Un árido desierto, vistas que cautivan, un barro negro terapéutico y una serenidad infinita – esto es lo que hace que el Mar Muerto sea un destino turístico único de las vacaciones.

Puede alojarse en uno de los grandes hoteles con vista a la playa, optar por un hotel del Kibutz en el área, o armar una carpa en un sitio de campamento. La zona no tiene vida nocturna, cuando oscurece no hay restaurantes, centros comerciales o entretenimiento, pero el desierto es el lugar perfecto para pasar la noche y olvidarse de todos sus problemas.

Si necesita relajarse, y especialmente si se siente agotado, el Mar Muerto es el lugar ideal en Israel para visitar. Traiga su periódico junto a esa oportunidad de fotografía, sofoque un poco de ese lodo rico en minerales del Mar Muerto y luego flote sobre su espalda en el mar tibio y salado. ¡Solo evita bucear!

Para obtener más información acerca de esta increíble área, consulte nuestra guía de las cosas que no se deben perder para ver y hacer en el Mar Muerto.

Recorre la Ciudad Vieja de Jerusalén

Construida sobre varias colinas, Jerusalén es una ciudad fascinante y complicada, es el hogar de los judíos jasídicos y seculares, de los cristianos y musulmanes. Es sobre todo una ciudad de poca altura, distribuida en un área grande.

Todos los edificios, incluso los más modernos, están revestidos de una piedra rústica especial, que otorga  a la ciudad, un aspecto característico.

Con sus enormes murallas masivas y el laberinto de callejuelas empedradas, la Ciudad Antigua se encuentra, en la primera parte de la lista, de lo que debe visitar. Asegúrese de visitar algunos de los lugares más famosos, el Muro de los Lamentos y los túneles, la Torre de David, la Iglesia del Santo Sepulcro y mucho más.

Regatear en el mercado de Carmel, Tel Aviv

Situado muy cerca del bohemio barrio de Neve Tzedek, el mercado del Carmel es un auténtico festival para los sentidos.

Y es que, paseando entre sus puestos, nuestros oídos lucharan por captar alguna palabra conocida entre tanta algarabía, nuestro olfato se verá colapsado por los aromas de las especias, los ojos no sabrán sobre qué fijar su atención dentro del mosaico de frutas y verduras, nuestras manos volarán solas a tocar alguna prenda de segunda mano.

Snorkel o buceo en el Mar Rojo, Eilat

Eilat es el lugar al que ir si quiere ver increíbles arrecifes de coral, hermosos peces y aguas cristalinas. Con un excelente clima prácticamente durante todo el año, este es el lugar para desempolvar el tubo y / o el equipo de submarinismo.

Alternativamente, para los menos aventureros siempre hay el impresionante Observatorio Submarino y las bonitas playas de Eilat.

Eilat tiene su propio aeropuerto, por lo que es fácil de encontrar, y si lo desea, se encuentra a poca distancia de las increíbles inmersiones del Sinaí.

Visita Yad Vashem, Jerusalén

Yad Vashem es la institución oficial israelí constituida en memoria de las víctimas del Holocausto perpetrado por los nazis contra los judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

Situado en las afueras occidentales de Jerusalén, el gran complejo de museos, monumentos, salas de exposiciones con grandes archivos, biblioteca y otros centros de recursos se extiende por más de 45 acres. Tómese su tiempo y prepárese para emocionarse profundamente.

Párese en el borde del cráter Ramon

Una sorprendente característica geológica del sur de Israel, principalmente desértico, el Cráter Ramon (o Machtesh Ramon, como se le conoce oficialmente) se encuentra a una hora al sur de Beersheva.

El cráter tiene 40 km de largo y 2-10 km de ancho, casi en forma de corazón, y esculpido naturalmente por el agua y la erosión climática.

El cráter más grande del mundo, se hunde unos 500 metros en su punto más profundo.

Obtenga una vista increíble del cráter Ramon desde el centro de visitantes de Mitzpeh Ramon, donde sí, puede pararse al borde del cráter más grande del mundo.

Disfruta de una puesta de sol en la playa de Tel Aviv

Conduzca hacia el sur por la ruta 90 hacia Eilat, o diríjase hacia el norte en la ruta 31 y únase a la autopista en dirección a Tel Aviv.

Si le gusta el buceo, y encuentra el desierto encantador, conduzca hacia el sur a través del valle de Aravá, es muy recomendable.

Visita la fortaleza de la montaña de Masada

Masada es conocida por su destacada importancia en los compases finales de la primera guerra judeo-romana, también conocida como la Gran Revuelta Judía, cuando el asedio de la fortaleza por parte de las tropas del Imperio romano condujo finalmente a sus defensores a realizar un suicidio colectivo al advertir que la derrota era inminente.

En la actualidad, Masada es un importante destino arqueoturístico, a la vez que posee una gran carga simbólica para el nacionalismo judío, como uno de los postreros episodios de afirmación y resistencia nacional antes de la definitiva diáspora.

Maravíllate con los jardines Baha’i en Haifa

Los Jardines de Bahaí son una belleza de día, transmiten calma y armonía. Pero, de noche también merecen una visita, ya que gracias a una cuidada iluminación se transforman en un romántico lugar. Las vistas de las colinas de Galilea y el Mar Mediterráneo complementan este extraordinario sitio.

Las terrazas mágicas de los Jardines Baha’i en Haifa posiblemente estén justo al lado de la vía turística principal.

Pero realmente deberían agregarse a su visita a Israel. Los jardines bahá’ís deben ser uno de los más bellos del mundo y son un monumento a los fundadores de la Fe bahá’í, que atrae a peregrinos de todo el mundo. Gratis para entrar aunque debes vestirte modestamente.

Pase una noche en la ciudad que nunca duerme

En Tel Aviv, la vida nocturna es legendaria, puedes encontrar prácticamente todo lo que necesitas para pasar una buena noche. Hay innumerables bares  y clubes, así como museos, teatros, galerías, centros de baile y salas de conciertos para las noches más cultas.

Si tienes energía, Tel Aviv puede mantenerte ocupado hasta altas horas de la madrugada, incluidos muchos restaurantes y cafés de toda la ciudad. Durante los meses de verano, pruebe una noche en uno de los cafés y bares junto a la playa.

Source: igoogledisrael

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *