Descubre Noruega: el reino de la luz

0
268

Noruega cambia completamente con cada estación. En invierno reina la oscuridad y las mágicas Auroras Boreales, la primavera da paso al deshielo, abundantes cascadas y árboles frutales en flor, el otoño muestra el lado más cultural del país y el verano abre las puertas a los Fiordos Noruegos y a la ininterrumpida luz del Sol de Medianoche en el Norte de Noruega.

Este fascinante país de la región nórdica europea, ofrece en cada estación del año paisajes y encantos diferentes. Por ejemplo en verano se puede disfrutar del maravilloso Sol de medianoche , que junto a las Auroras Boreales, que tienen lugar en invierno, son los fenómenos naturales más conocidos de Noruega.

Comenzando por el verano decir que en Noruega es una estación que se caracteriza por sus días largos, noches cortas y, a menudo, temperaturas bastante agradables, tanto en tierra como en el mar. Las temperaturas generalmente entre 15 y 25°C, debido a sus días interminables gracias al sol de medianoche. En el norte del país, desde el 21 de Abril al 21 de Julio se da el sol de medianoche.

Sol de Medianoche

El sol de medianoche es algo realmente mágico y espectacular, observable en el norte del círculo polar ártico y al sur del círculo polar antártico, que consiste en que el Sol es visible las 24 horas del día, en las fechas próximas al solsticio de verano. El número de días al año con sol de medianoche es mayor, cuánto más cerca se esté del polo.

Además de la experiencia de ver como el sol baja hasta el horizonte sin llegar nunca llega a ponerse y de poder disfrutar de la belleza de la luz de un atardecer y amanecer casi a un tiempo, el hecho de tener luz las 24 horas ofrece una oportunidad inigualable para aprovechar el tiempo y los atractivos que nos ofrece el Norte de Noruega en verano.

Por lo que la mejor forma es disfrutar de este fenómeno es realizar actividades en la naturaleza a cualquier hora del día o de la “noche”. Por ejemplo, excursiones a pie, kayak o en bicicleta por paisajes que parecen de otro mundo, cruceros por los hermosos fiordos, una animada vida cultural en las ciudades, con numerosos conciertos y festivales al aire libre.

El día que nunca termina

Como una puesta de sol prolongada, el sol de medianoche colorea el cielo y la tierra en una luz roja amarillenta. Es tentador preguntarse acerca de todas las vistas y experiencias bajo el sol de medianoche a través de la historia – por la gente que vive frente al mar en los archipiélagos de Lofoten y Vesterålen, o los pastores de renos Sami en el lejano norte. Este fenómeno ha tenido una impresión duradera en varios artistas y escritores noruegos.

Uno de los lugares donde el sol no se pone entre abril y finales de agosto es el archipiélago ártico de Svalbard, un lugar único. Las islas Svalbard se encuentran en el Océano Ártico, a medio camino entre Noruega y el Polo Norte, aquí se puede disfrutar de una naturaleza ártica virgen y de una fauna adaptada a un entorno escabroso y frágil al mismo tiempo, es el reino del oso polar.

Es una zona ideal para dar un paseo a medianoche por un glaciar o mirar el cielo rojizo de un trineo en movimiento, experimentando el clima único y la naturaleza muy cerca del Polo Norte.