Cuales son los 10 peores países para la vida de las mujeres

0
91

Según un informe reciente del Foro Económico Mundial (WEF) muchos países en el mundo siguen teniendo problemas con la brecha del género.

Pero si bien el alcance de la desigualdad de género se ha reducido en algunos países, en otros países las mujeres siguen estando muy por detrás de los hombres en cuanto a participación económica, logros educativos, empoderamiento político e incluso resultados básicos de salud.

El Informe mundial sobre la brecha de género del WEF midió las disparidades entre hombres y mujeres en 142 países. En las naciones con peores puntuaciones, las oportunidades económicas y educativas, así como la representación política y los resultados de salud, eran mucho peores para las mujeres que para los hombres.

Yemen, el peor país, ha sido el país con la clasificación más baja en el informe desde 2006, cuando el WEF comenzó a medir la desigualdad de género.

Los países con la peor desigualdad de género fracasaron sistemáticamente en brindar a las mujeres residentes el mismo acceso a las oportunidades educativas que les dieron a los hombres residentes. En muchas de estas naciones, las disparidades eran claras desde la escuela primaria.

Por ejemplo, en Chad, solo el 55% de las niñas en edad escolar estaban matriculadas en la escuela primaria, una de las peores tasas del mundo y mucho peor que el 71% de los niños. Costa de Marfil, Pakistán y Yemen también tenían grandes disparidades en la matriculación.

Más allá de la mera inscripción, la alfabetización, quizás el resultado educativo más crítico, puede diferir ampliamente según el género en muchas de estas naciones.

En Malí, por ejemplo, solo el 25% de las mujeres se consideraba alfabetizadas, frente al 43% de los hombres. Del mismo modo, Chad tenía tasas de alfabetización femenina y masculina del 28% y el 47%.

Las bajas tasas de alfabetización femenina en estas naciones no solo son problemáticas para la igualdad de género, sino también para el desarrollo de un país, dado el papel fundamental que desempeña la capacidad de leer y escribir bien en el fomento de una fuerza laboral calificada.

Las oportunidades de participación económica también difieren mucho entre hombres y mujeres en los países peor clasificados del mundo. De hecho, en muchas de estas naciones, los hombres tienen al menos tres veces más probabilidades de participar en la fuerza laboral que las mujeres.

Siria es el ejemplo más extremo de esto, con el 76% de los hombres en la fuerza laboral frente a solo el 14% de todas las mujeres. Además, las mujeres trabajadoras en estos 10 países, con frecuencia ganaban mucho menos que sus contrapartes masculinas.

El WEF calificó a cada país según su puntaje en cuatro áreas clave: participación económica y oportunidad; Logro educativo; salud y supervivencia; y empoderamiento político.

Cada área constaba de múltiples variables. Los países obtuvieron peores puntuaciones en cada variable cuando la brecha entre hombres y mujeres para esa medida era la más amplia. Todas las cifras del WEF representan los datos disponibles más recientes.

Estos son los 10 peores países para las mujeres:

  1. Marruecos

Relación de ingresos entre mujeres y hombres: 0,28 (empatado en el octavo lugar peor)

Participación en la fuerza laboral (m / f): 79% / 27%

Tasa de alfabetización (m / f): 76% / 58%

Pct. mujeres en el parlamento: 17%

Marruecos fue uno de los países peor calificados para las mujeres, según el Índice Global de Brecha de Género de 2014 del WEF. Pocas naciones tenían una mayor disparidad entre la participación de hombres y mujeres en la economía.

Solo el 27% de las mujeres marroquíes estaban en la fuerza laboral, muy por debajo del 79% de la tasa de participación de los hombres. Marruecos también tiene una brecha considerable en las tasas de alfabetización. Solo el 58% de las mujeres se consideraba alfabetizado frente al 76% de los hombres.

  1. Jordania

 Relación de ingresos entre mujeres y hombres: 0,18 (empatado, tercero peor)

Participación en la fuerza laboral (m / f): 69% / 16%

Tasa de alfabetización (m / f): 98% / 97%

Pct. mujeres en el parlamento: 12%

Solo el 16% de las mujeres jordanas participaron en la fuerza laboral, una de las peores tasas del mundo. La diferencia de ingresos entre hombres y mujeres también se encuentra entre las peores del mundo.

Además, a pesar del destacado papel internacional desempeñado por la reina Rania de Jordania, las mujeres en general tienen una representación limitada en los cargos políticos del país. Solo el 12% de los escaños del parlamento y el 11% de los puestos ministeriales estaban ocupados por mujeres, ambos entre los índices más bajos del mundo.

  1. Líbano

Relación de ingresos entre mujeres y hombres: 0,27 (séptimo peor)

Participación en la fuerza laboral (m / f): 76% / 26%

Tasa de alfabetización (m / f): 93% / 86%

Pct. mujeres en el parlamento: 3%

Pocas naciones obtuvieron peores calificaciones que el Líbano en cuanto al empoderamiento político de la mujer. Solo el 3% de los escaños del parlamento libanés estaban ocupados por mujeres, una de las tasas más bajas absolutas. Además, ninguno de los puestos ministeriales del país está ocupado por mujeres.

Un problema para muchas mujeres en el país puede ser que las leyes religiosas cubren cuestiones de estado personal, como el matrimonio y el divorcio.

A pesar de aprobar una nueva ley contra la violencia doméstica en abril de 2014, Human Rights Watch dijo que el país aún tiene un margen significativo de mejora. En particular, la organización dijo que “Eximir los asuntos regidos por las leyes sobre el estado personal de la ley de violencia doméstica socava la seguridad de las mujeres en el hogar”.

  1. Costa de Marfil

Relación de ingresos entre mujeres y hombres: 0,49 (38 ° peor)

Participación en la fuerza laboral (m / f): 82% / 53%

Tasa de alfabetización (m / f): 52% / 30%

Pct. mujeres en el parlamento: 9%

La brecha en el nivel educativo entre hombres y mujeres es especialmente problemática en Costa de Marfil. Aunque la tasa de alfabetización del 52% entre los hombres en el país era bastante baja, la tasa de alfabetización de las mujeres era aún más baja, de solo el 30%.

La matriculación de mujeres en todos los niveles escolares también es muy baja. Solo el 56% de las niñas en edad escolar primaria estaban matriculadas en la escuela, una de las tasas más bajas del mundo. Por escuela secundaria, la tasa de matrícula se redujo al 14%.

Según UNICEF, “la baja tasa de educación se debe esencialmente a la oferta educativa insuficiente: no hay suficientes maestros y edificios escolares”. La organización agregó: “Los niños que van a la escuela no siempre se benefician de una enseñanza de calidad” en Costa de Marfil.

  1. Irán

Relación de ingresos entre mujeres y hombres: 0,17 (la peor)

Participación en la fuerza laboral (m / f): 76% / 17%

Tasa de alfabetización (m / f): 89% / 79%

Pct. mujeres en el parlamento: 3%

Irán tiene algunas de las mayores disparidades del mundo en cuanto a participación en la fuerza laboral e ingresos. Solo el 17% de las mujeres estaban en la fuerza laboral, frente al 76% de los hombres.

Pocas naciones tienen peores calificaciones en cuanto a participación de la mujer en la política. De hecho, Irán descalificó a todas las candidatas en las últimas elecciones presidenciales.

Según Human Rights Watch, las mujeres necesitan la aprobación de un tutor masculino para casarse y viajar internacionalmente.

  1. Malí

Relación de ingresos entre mujeres y hombres: 0,41 (23 ° peor)

Participación en la fuerza laboral (m / f): 82% / 52%

Tasa de alfabetización (m / f): 43% / 25%

Pct. mujeres en el parlamento: 10%

Malí tiene algunas de las peores disparidades entre hombres y mujeres tanto en el nivel educativo como en la salud. Entre las razones de esto se encuentran la baja tasa de alfabetización de las mujeres de solo el 25% y la baja tasa de matriculación en la escuela primaria del 64%, ambas entre las peores del mundo.

Además, las mujeres tenían una esperanza de vida saludable de solo 48 años, una de las más bajas del mundo. Malí fue una de las tres naciones donde e la esperanza de vida sana de las mujeres es inferior a la de los hombres.

En 2012, los extremistas religiosos se apoderaron brevemente de una gran parte del norte de Malí antes de ser rechazados por una intervención liderada por Francia. Durante el tiempo que estos grupos ocuparon el país fueron acusados ​​de numerosas atrocidades contra los derechos humanos de las mujeres.

  1. Siria

Relación de ingresos entre mujeres y hombres: N / A

Participación en la fuerza laboral (m / f): 76% / 14%

Tasa de alfabetización (m / f): 91% / 79%

Pct. mujeres en el parlamento: 12%

Siria tenía algunas de las peores brechas de género para la participación económica. Solo el 14% de las mujeres en el país estaban en la fuerza laboral, frente al 76% de los hombres. Además, el país también obtuvo una mala clasificación en cuanto al empoderamiento político de la mujer.

Solo el 12% de los cargos parlamentarios y el 9% de todos los cargos ministeriales fueron ocupados por mujeres. Siria se clasificó como uno de los peores países para las mujeres a pesar de una esperanza de vida saludable mucho más alta para las mujeres. Si bien se esperaba que las mujeres vivieran 65 años con buena salud, se esperaba que los hombres vivieran solo 55 años con buena salud.

Una de las razones detrás de esta disparidad es probablemente el conflicto en curso en Siria, que sigue siendo extremadamente violento y sin resolver.

  1. Chad

Relación de ingresos entre mujeres y hombres: 0,62 (52 ° mejor)

Participación en la fuerza laboral (m / f): 79% / 65%

Tasa de alfabetización (m / f): 47% / 28%

Pct. mujeres en el parlamento: 15%

Chad es uno de los países con la calificación más baja en el Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas. Ha sufrido una inestabilidad regional crónica, incluida la repercusión de los conflictos en Darfur y en la República Centroafricana.

A diferencia de la mayoría de las naciones de esta lista, las disparidades en las oportunidades laborales y los ingresos no son especialmente grandes en Chad. Sin embargo, esto podría deberse en gran parte a la gran dependencia de la población de la agricultura de subsistencia.

Chad se clasificó como el peor país del mundo por las disparidades de género en los logros educativos. Solo el 28% de las mujeres en el país sabía leer y solo el 55% de las niñas en edad escolar estaban matriculadas en la escuela primaria, ambas entre las peores tasas del mundo.

  1. Pakistán

Relación de ingresos entre mujeres y hombres: 0,18 (empatado-tercero peor)

Participación en la fuerza laboral (m / f): 86% / 25%

Tasa de alfabetización (m / f): 67% / 42%

Pct. mujeres en el parlamento: 21%

Pakistán se encuentra entre las naciones con las mayores disparidades entre mujeres y hombres en cuanto a participación y oportunidades económicas. Por ejemplo, solo una cuarta parte de las mujeres paquistaníes estaban en la fuerza laboral, frente al 86% de los hombres.

Del mismo modo, la disparidad en el nivel educativo también es bastante grande. Solo el 67% de las niñas en edad escolar en Pakistán asistieron a la escuela primaria, una cifra que se reduce a solo el 31% para la escuela secundaria.

Por el contrario, las tasas de matriculación de los niños varones fueron del 77% y el 41%, respectivamente. Aún peor era la brecha en la tasa de alfabetización entre mujeres y hombres: solo el 42% de las mujeres sabía leer frente al 67% de los hombres.

  1. Yemen

Relación de ingresos entre mujeres y hombres: 0,28 (empatado en el octavo lugar peor)

Participación en la fuerza laboral (m / f): 74% / 26%

Tasa de alfabetización (m / f): 83% / 50%

Pct. mujeres en el parlamento: 0%

Según cita el WEF, Yemen es el peor país del mundo para las mujeres. Además de ser uno de los peores países en cuanto a participación y oportunidades económicas de las mujeres, el Yemen recibió algunas de las peores puntuaciones del mundo en logros educativos relativos y participación política de las mujeres.

Solo la mitad de las mujeres del país sabía leer, frente al 83% de los hombres. Además, las mujeres representaban solo el 9% de los puestos ministeriales y ninguno de los puestos en el parlamento. El matrimonio infantil es un gran problema en Yemen. Según Human Rights Watch, en 2006, el 52% de las niñas yemeníes se casaron antes de los 18 años, y el 14% se casaron antes de los 15 años.

 

Fuente: 24/7wallst

Foto: unhcr